background

Padecer la carne. Una instalación viva | Celia Reyes

En este ejercicio de aislamiento y vinculación se abren mundos de sensación que oscilan entre la expansión y la asfixia.

Reproducir

Información

Obra: «Padecer la carne. Una instalación viva» trata sobre el Yo y el Vínculo, el aguante y cansancio de cargar con una misma, y la imposibilidad de la soledad en su ejercicio. El proyecto se ocupa de acercarse a lo interno del cuerpo, a lo que está más profundo de la piel y también es una aproximación a la soledad y el aislamiento. En este ejercicio de carga y sujeción, aislamiento y vinculación simultánea, se abren mundos de sensación que oscilan entre la asfixia o expansión y angustia o alivio. Biografía: Mi labor se centra en ahondar sobre las posibilidades del pensar sensitivo a partir de la fisicalidad del cuerpo como forma de existirse/moverse más consciente y presente. Me acerco al hacer escénico desde la práctica de la danza para aproximarme a las preguntas que me acompañan: la posibilidad de la interioridad, la soledad en el cuerpo, los espacios de aparición y acontecimiento, el conocimiento poético y la autopoiesis de la identidad. Como intérprete, participé en el II Laboratorio de Creación Escénica del C.C.Conde Duque. Mis trabajos han sido presentados en el certamen Me, Myself & I del Certamen Coreográfico de Madrid, Sala Baratza (Vitoria), Sala Amadís (Madrid) apoyado por las Ayudas a la Creación Joven del INJUVE, DT Espacio Escénico (Madrid), Teatro Albéitar (Léon).